607 78 12 47 Store@javiermorato.com

NUESTRA RESPONSABILIDAD

 PRESENTACIÓN CORPORATIVA

El objetivo de nuestra compañía es crecer de una forma sólida, estable, generando empleo de calidad para la localidad, reparto de riqueza y bienestar social, respetando siempre el medio ambiente, apostando por la sostenibilidad y con una responsabilidad social corporativa muy fuerte y comprometida con todos los que forman parte de la cadena de suministro (proveedores, artesanos/as, diseñadores, distribución, cliente…).

Estas son las raíces sobre las que se apoya el árbol de “la mora” (nuestro logo), los cimientos fuertes sobre los que se sostienen nuestras estructuras.

Para nosotros es muy importante que todos/as los/as que formamos parte de algún modo de este proyecto conozcan de primera mano y sean conscientes de cuales son nuestros pilares básicos. A partir de ellos todos/as debemos comprender que somos parte importante del mismo, que cada unos/as de nosotros/as es un átomo en “La Mora”, todos iguales de importantes; y asumir nuestra responsabilidad no solo con el trabajo del día a día sino también con lo que significa formar parte de esto.

Tres son los pilares en los que se fundamentan nuestro proyecto cuyo objetivo principal pasa por desarrollar un modelo que suponga un reposicionamiento absoluto de la industria.

1. Valverde del Camino

Valverde del Camino es uno de los átomos que forman nuestro logo “la mora atómica”. El auge de la industria en nuestro pueblo Valverde del Camino surge en 1868 con la llegada del ferrocarril y con la expansión de las compañías mineras inglesas en la provincia. La primera fábrica mecanizada de la industria del calzado de Valverde se establece en 1912, esta fábrica sería un referente en el sector andaluz y extremeño durante muchos años. Justo antes del inicio de la guerra civil, el calzado de Valverde ya era un referente a nivel nacional y aunque el impacto de la guerra fue importante, no tardó en recuperar su esplendor. En 1950 se pone en marcha la primera exposición de botas camperas. Este tipo de calzado se convertiría paulatinamente en el referente de la localidad, que en los años 70 alcanzaría su época de máximo esplendor. Ahora, 60 años después y tres generaciones de por medio, toca dar el salto y demostrar que somos capaces de hacer muchas más cosas en este mundo, porque “somos zapateros” y “amamos lo que hacemos”.

Hoy nos sentimos orgullos de poder afirmar que todos nuestros artículos llevan la etiqueta de garantía de nuestro pueblo, Valverde del Camino.

Partiendo de nuestra esencia, valores y los conocimientos de un siglo de historia zapatera, volveremos a la marca de garantía Valverde del Camino entre las grandes de Europa.

Pero no lo haremos pivotando alrededor de un producto como ahora (como en su día con “El Boto”) sino de un modelo de negocio y una industria integrada verticalmente, desde el diseño, hasta la producción y la distribución. Es decir que Valverde se convierta en un referente, un clúster de la industria zapatera.

2. Capital Humano

Nuestro lema “always people first”. Un compromiso absoluto con poner en valor el capital humano (sobre todo dando visibilidad a la mujer aparadora), planes de igualdad de género, sueldo y beneficios sociales ajustado al convenio, incluso mejorándolo siempre que sea posible. Transparencia absoluta para todos/as.

Con planes de formación y de carrera para nuestros/as artesanos/as que le permitan desarrollarse dentro de la industria. Esperamos que nuestros/as artesanos/as se conviertan en los profesores/as de nuestra futura escuela de formación (FP Dual). Hacer atractiva la industria a los jóvenes con acuerdos de formación en colaboración con escuelas internacionales, intercambiando y cultivando talento. Unas nuevas instalaciones abiertas a todos/as, donde conviven artesanos/as, profesores, alumnos, diseñadores, clientes. Un ambiente sano, de creación y diseño, con buenas energías; donde todos/as trabajemos de la mejor forma y sobre todo seamos felices y disfrutemos de nuestra profesión. Con zonas comunes, guarderías y todas las comodidades para convertir una fábrica de calzado un modelo “Palo Alto”. Un grupo de personas que además de preocuparse por sus carreras lo hagan también con la sensibilidad social de apoyo a colectivos desfavorecidos, mirando más allá de una jornada laboral, con generosidad y solidaridad.

En este entorno y con estos ambientes se fabrican los mejores zapatos del mundo.

3. Modelo Productivo y de Negocio

Desarrollamos un modelo totalmente disruptivo que mira al futuro con inversiones en I+D+I que optimizan la productividad y nos hace competitivos, elevando los estándares de calidad para cumplir criterios internacionales, con herramientas que permiten monitorizar todo el proceso haciendo al cliente formar parte, casi en tiempo real, incluso con tecnología blockchain que permite garantizar la calidad de nuestra materia prima, su procedencia y que el artículo esté íntegramente manufacturado en Valverde. Todo integrado verticalmente y comprometida con el medio ambiente.

Pretendemos enfocar una nueva relación con los clientes, nosotros no estamos en el negocio del calzado sirviendo a personas. JMVC está en el negocio de las personas sirviendo calzado. El enfoque cambia y mucho, buscando un vinculo emocional muy fuerte con nuestros colaboradores que se convierten en partners transmitiendo y cuidando lo que implica llevar en sus pies nuestros artículos.

En definitiva un proyecto que mira al futuro manteniendo lo bueno del pasado y nuestras raíces, desde la humildad pero con fuerza, desde el respeto pero sin miedos. Esto es sin duda alguna uno de los mayores retos, luchar contra nuestros miedos, salir al mercado con la confianza de alguien que sabe hacer bien las cosas, porque nuestra historia nos avala, quitarnos complejos mirando a un futuro que es incierto pero que queremos recorrer con paso firme, ilusión y confianza.

El salto cualitativo que buscamos es ambicioso, y de muy largo plazo. Un salto que no solo pone foco en producto, imagen y comunicación; lo pone también en un modelo de negocio que además de mirar por la empresa y sus arteanos/as, lo hace por generar riqueza local de una forma estable y sólida a largo plazo para las generaciones futuras, empleo de calidad y con carrera.