Oxford

Recuerdo hace años cuando trabajaba en el sector financiero y vestía casi a diario con mis oxfords.
Ahora sigo utilizándolos para ir a mis reuniones con el banco, pero esta vez desde el otro lado de la mesa.
He dejado en mi armario los trajes, las corbatas y los gemelos que siempre me han acompañado durante tantos años, pero mis oxfords los sigo utilizando.